07 diciembre 2005

Clarito, clarito


Escrito por el presidente Rodríguez en el prólogo a un libro de Jordi Sevilla:
«... si en política no sirve la lógica, es decir, si en el dominio de la organización de la convivencia no resultan válidos ni el método inductivo ni el método deductivo, sino tan sólo la discusión sobre diferentes opciones sin hilo conductor alguno que oriente las premisas y los objetivos, entonces todo es posible y aceptable, dado que carecemos de principios, de valores y de argumentos racionales que nos guíen en la resolución de los problemas».
¡Hombre, claro!. ¿Cómo no se me habrá ocurrido antes?...

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home