12 diciembre 2005

Este Sevilla ilusiona

A pesar de la derrota, el Sevilla F.C. hizo un muy buen partido. Aguantó al Barcelona en el Camp Nou , que este año ya es mucho aguantar, se adelantó en el marcador y cometió un único fallo defensivo que el Barça aprovechó para poner las tablas en el marcador. Después... apareció el balón de oro y dejó su marca. Nada que objetar.

Y es que este Barcelona hoy es una máquina perfectamente ensamblada. Si bien ataca, bien defiende. Se fajó arriba inconmensurable Kanouté, que siempre para el balón con suficiencia, lo domina y lo pasa con sentido, y el pibe peleó y cumplió. La pena es que Jesús Navas no tuviera su día y colaborara poco en ataque. Adriano subió su banda con peligro y de un jugadón suyo nació el gol, que transformó Kanouté tras un tiro al palo de Saviola. Aun así, el Sevilla F.C. apenas tuvo opciones y anotó en una de la pocas ocasiones que tuvo.

En defensa, si excluímos el fallo garrafal de Martí, el Barcelona no pudo con el Sevilla F.C. Bien David por su banda (como siempre) y perfectos Ocio y Drago. Jordi y Maresca apoyaban en defensa y Etoo se desesperaba y mandaba un par de recaditos que bien pudieran haberle costado sendas amarillas. El árbitro se comió la segunda y Etoo siguió en el campo para hacer lo que a día de hoy hace como nadie: aprovechó un fallo defensivo para demostrar que a un depredador del área como él no puede hacérsele ni una sola concesión.

Y llegó Ronaldinho. Hasta ese momento, el balón de oro se había peleado en la banda con un buen Martí que había cerrado bien ante la baja de Alves, y solo avisó en un saque de esquina que pegó en la cruceta de Palop y tenía marchamo de gol olímpico. Pero el genio apareció, se inventó una jugada de virtuoso por el centro, acabó en solitario ante Palop y la puso allí donde ningún portero llega. De sombrero.

El Sevilla F.C. pues demostró que no es casualidad eso de que sea el equipo menos goleado de la Liga, y dejó bien claro que el que quiera ganarle a este equipo tiene que hacerlo muy bien. Este Sevilla pelea, tiene la mejor defensa del campeonato y mucho peligro arriba. Deja muy buenas sensaciones en el campo y vamos a tener magníficas tardes de fútbol con él aunque algunas veces tengamos que rendirnos a la evidencia y admitir que el Sevilla F.C. es muy bueno, pero ayer el contrario fue mejor y ganó.

Etiquetas:

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home