25 enero 2006

¿Alguien pensó en ésto?

La Asociación Española de Puntos de Venta de Tabaco (Aepvetab), que aglutina a cuarenta y cinco empresas relacionadas con la venta de tabaco, vaticina las consecuencias que, a corto plazo, tendrá la Ley anti-fumadores: veintinco mil (25.000) despidos antes de febrero.

Aepvetab alerta de la situación en que la ley deja a sus asociados. Muchas empresas se han visto obligadas a cerrar por el hecho de no poder vender tabaco; algunas han registrado una bajada en sus ingresos de hasta el 90 por ciento; en el caso de las "boutiques" para fumadores, se ha señalado que la situación en la que se encuentran debido al descenso de ventas de sus artículos y productos es insostenible, afirmando incluso que en el cien por cien de los casos se verán obligadas a cerrar el próximo 31 de enero; las empresas de máquinas expendedoras, no pueden permitirse económicamente mantener a sus trabajadores debido a que ahora no tienen ninguna función que desempeñar; las estaciones de servicio también se han visto afectados, y según se argumenta desde la Aepvetab, sus ingresos se han visto reducidos en un cuarenta por ciento.

La asociación ha confirmado su presencia en la manifestación organizada para el próximo 30 de enero por los quiosqueros españoles frente al Ministerio de Sanidad y Consumo en protesta por las consecuencias de la Ley Antitabaco.

"Recuperar su estatus anterior radicará en la movilización pacífica y/o violenta que les ha enseñado el estado del bienestar. Si arman suficiente escándalo o destruyen la propiedad ajena como ya ha ocurrido en otras ocasiones, el gobierno les creará compensaciones económicas, no reduciendo los impuestos que pagan ya que eso sería un acto de sentido común, sino creando ayudas y subvenciones que pagaremos todos (fumadores, no fumadores, inmigrantes, estudiantes...). Esto significa un total o combinación de: más impuestos a empresas ajenas al sector y consecuente pérdida de competitividad, más impuestos a los particulares, reducción presupuestaria en otras partidas estales (sanidad, obras públicas... no, tranquilos que de RTVE no recortarán ni un solo euro), aumento de la deuda (que significa más impuestos en el futuro)... para después transferirlo a los empresarios y trabajadores que han sido víctimas del estado. De hecho, el sector del tabaco ya recibe fuertes subvenciones de la PAC. ¿No le parece un sinsentido? La nueva ley será la excusa perfecta para hacer crecer la vorágine estatal", vaticinaba Jorge Valín en su columna.

Los que tachan a ciertas leyes de "demasiado restrictivas", ¿tuvieron en cuenta las consecuencias económicas de la, ésta sí, excesivamente restrictiva ley anti-fumadores?. Y no hablo ya de la prohibición de su consumo en determinados lugares, sino de la prohibición que afecta a los vendedores. Al fin y al cabo, como dicen los afectados, "lo único que estamos haciendo es vender un producto que actualmente es legal".

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home