25 enero 2006

Carta abierta a Alfonso Guerra

La web plusdemocracia.com, un grupo de pensamiento socialista crítico con la deriva del partido desde que Rodríguez llegó al poder, publica una editorial donde analiza con extraordinaria lucidez la situación actual de España. Os recomiendo su lectura porque creo que expresa el verdadero sentir de muchos socialistas que, esclavos del silencio, otorgan porque callan.
Estimado compañero.

Es imprescindible decirlo claro: es dramático el momento de España. Las palabras, a veces, suenan como el acero y puede que esa dureza que es consustancial a alguna de ellas reste parte de verdad a lo que quieren decir. Pero en esta hora de España las palabras no son exageraciones, por más que algunos, dispuestos hasta el fin a jugar con fuego y pólvora con tal de demostrar que tenían razón. Las palabras son una herramienta necesaria, urgente, para decir que la situación no puede ser peor aunque, paradojas de la historia, puede empeorar.
[...]
La verdad de la convivencia, tan duramente conquistada y a base de tantas renuncias por parte de la izquierda española, está siendo pisoteada en este momento infame. El gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, con la aquiescencia cobarde o agradecida del Comité Federal del Partido Socialista Obrero Español, se ha embarcado, y con él a todos nosotros, en una aventura en que la táctica y la ingeniería política son instrumentos legítimos desde los cuales subvertir las realidades.
[...]
El pacto social que en 1978, con todos los errores y limitaciones que se quiera, permitió la paz social, la reconciliación, la lenta recuperación de la memoria, la posibilidad de que ninguna de las dos Españas volviera a helarnos el corazón. Hoy, por desgracia, tras casi dos años de gobierno de los socialistas de “Nueva Vía”, tenemos que volver a elevar la oración del poeta que muerto en el frío de Colliure fue enterrado envuelto en la bandera del pueblo de España, que diría Manuel Tuñón de Lara: “Españolito que vienes al mundo, te guarde Dios...”
[...]
El silencio, la cobardía: cómplices del despeñadero que lleva al caos. Los socialistas lo sabemos, porque tenemos esa responsabilidad escrita en nuestra propia carne. El 12 de mayo de 1936 el Grupo Parlamentario Socialista rechazó por 47 votos contra 19 la posibilidad de que Indalencio Prieto presidiera el Gobierno de la República. Ha quedado en la memoria colectiva la idea de que la pareja Azaña (Presidente de la República) y Prieto (Presidente del Consejo de Ministros) hubiera salvado a la República de la derrota y a España de la muerte y el caos y la sangre.
[...]
Todos fuimos culpables. Todos seremos culpables ahora, otra vez, si guardamos silencio, si no levantamos la voz y le decimos a los socialistas que se entregan a los postulados nacionalistas, que NO, que con muchos militantes, simpatizantes y votantes socialistas no se puede contar para apoyar la aventura del Estatuto catalán, ese proyecto que dinamita la convivencia, nos hace viajar a lo peor de nuestro tiempo y resucita todos los fantasmas del pasado. Sin contar que hace saltar por los aires las posibilidades, los sueños, las esperanzas, de conquistar mayores espacios de bienestar para todos los ciudadanos de este país.
[...]
Estimado compañero, estimado Alfonso. Soy socialista. Me siento español. Quiero a mi país.
[...]
Por eso te elevo una petición en mi nombre, en el nombre de muchos socialistas: alza tu voz, di no, argumenta el no. En el nombre de nuestra historia, en nombre de los valores de nuestro partido. Eres las última esperanza que nos queda, cuando todos los demás han optado por bajar la cabeza y asentir con todo lo que viene del poder.
[...]
No estarás solo: sabemos que un puñado de diputados te apoya, que te respalda la Fundación Pablo Iglesias, la Fundación Sistema, miles de hombres y mujeres de España que no quieren dejar de ser del PSOE para poder seguir sintiéndose herederos del socialismo español.

En este tiempo no es posible ya eludir más los dilemas, retrasar las respuestas, engañar a la historia. Nunca, desde 1936, había puesto la historia tan alta responsabilidad como la que hoy se pone en tus manos. En tu trayectoria de socialista digno confiamos.

Salud.

0 Comments:

Publicar un comentario en la entrada

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home