22 febrero 2006

La cigarra y la hormiga

La Unión Europea (UE) tiene intención de ayudar económicamente a los palestinos hasta que el movimiento radical Hamas tome una decisión sobre su postura respecto al estado de Israel, informaron hoy diplomáticos comunitarios en Bruselas. La ayuda humanitaria de la UE en todo caso seguirá fluyendo a las arcas de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), según las fuentes.
Ya no se trata sólo de lucha contra el terrorismo sino de lucha contra las oleadas de la yihad. Mientras Europa sestea bajo sus monumentos (también reclamados por quienes se consideran herederos de Al Andalus), Estados Unidos prepara ya sus fuerzas para décadas de guerra no convencional con presencia en países contra los que no estará oficialmente en guerra. El plan militar presentado por el secretario de defensa, Donald Rumsfeld, prevé incrementar el número de efectivos de operaciones especiales desde los 14.000 a los 64.000, llevando a las fuerzas de combate de élite a su mayor número desde la guerra de Vietnam.

Contra un enemigo no convencional,
no sólo técnicas locales de guerrilla a escala planetaria sino propaganda rescatada de la Guerra Fría, con apoyo a las oposiciones internas con el fin de estrangular el islamismo radical desde dentro y desde fuera de los países donde crece gangrenando a los gobiernos moderados -Libia incluida- que intentan mantener -a veces ya de forma muy débil- a la yihad bajo control mientras mantienen en forma su propio arsenal nuclear.
Quien recuerde la fábula de La Fontaine, conocerá sin duda cuál será el final de toda esta historia.

0 Comments:

Publicar un comentario en la entrada

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home