10 febrero 2006

La mentira tiene las patas muy cortas

Eso reza un dicho de mi pueblo. Y la prueba fehaciente la aporta hoy Libertad Digital:
... la COPE ha conocido las declaraciones que, el piloto del segundo helicóptero accidentado, realizó a la Comisión de Investigación Técnica de Accidentes de Aeronaves Militares. En ellas, ha afirmado que realizó un giro brusco porque percibió que al primer aparato le "habían dado". Añade que al salir del helicóptero "escuchó disparos" que llegaban desde la zona del Cougar incendiado y que por eso los soldados de la Brigada Ligera respondieron al fuego, al pensar que "el helicóptero había sido derribado". "Los tiradores salieron y se desplegaron en la zona ante la amenaza del ataque".

Pero no es sólo el piloto el que mantiene esta versión, los otros tres hombres con mejor visibilidad –el comandante, el tirador derecho y el tirador izquierdo– del segundo helicóptero apoyan la declaración. Uno de los militares llega a asegurar que el riesgo asumido a tan baja altura era normal porque "el vuelo que realizaban los 17 militares que perdieron la vida era un vuelo de combate".
Que digo yo que después de esto Bono debería largarse con viento fresco a una galaxia muy, muy lejana. Porque "los españoles no se merecen un gobierno que mienta".

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home