16 febrero 2006

No arderá la embajada polaca

La revista polaca Machina ha publicado la siguiente portada:

La cara de la Virgen Negra de Czestochowa fue sustituida por el rostro de la reina del pop, Madonna, y la del niño Jesús por la de la hija de la artista. De todos es conocida la aplastante mayoría católica de Polonia, y, a pesar de que el 90% de su población profesa esa religión, nadie espera que se produzcan asaltos contra la sede de la publicación, y el director de la misma no es perseguido, acccede libremente a los medios y difundió una declaración en la que aseguró que su publicación "no quiso herir ningún sentimiento religioso", sino destacar "el culto de que gozan ciertas estrellas, a menudo llamadas iconos" de la cultura pop.
Las lógicas protestas de las autoridades eclesiásticas polacas han sido como siempre lo son en todo el orbe cristiano: mesuradas, racionales y respetuosas. En ningún país occidental se ha producido asaltos a las embajadas polacas, ni siquiera la menor de las algaradas callejeras.

Hoy por hoy, la exclusiva del fanatismo y el odio religioso la tiene el Islam, por mucho que lo felicite López Aguilar o intente ponerlo en duda El País.

(Vía Minuto Digital)

3 Comments:

Anonymous Anónimo said...

eres un perfecto gilipollas al q no lee ni dios

5:51 p. m.  
Blogger Jesús Pérez said...

Al menos lo haces tú. Gracias por la molestia.

8:22 p. m.  
Anonymous antipov said...

Y yo también y también creo que eres gilipollas

11:07 p. m.  

Publicar un comentario en la entrada

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home