19 diciembre 2006

En mi Belén falta una figura


Mi Belén siempre tendrá una figura esencial: la Virgen María. El hombre siempre necesitó de la mujer para hacerse trascendente. Hasta Dios mismo la necesitó, y en estas fechas lo recordamos. La mujer, la Madre, es la esencia que nos aporta la humanidad, que no el matraz donde ésta germina. Los imbéciles que se niegan a admitir que somos una sociedad matriarcal, se niegan a sí mismos, porque San José siempre seguirá limitándose a reclamar desde su silencio patriarcal el sitio que le corresponde en cada Belén.

En el mío, hoy una ausencia deja un vacío formidable. En el recuerdo, por fin descubro que la lavandera, el pescador, el anacrónico segador con sombrero de paja y los eternos camellos que cada año cubrían su ruta hasta el portal lentamente, casi imperceptiblemente, desde la Inmaculada hasta la Epifanía, estas figuras, digo, no eran sino meros comparsas del verdadero misterio: el de la ilusión, el del verdadero espíritu navideño, el de unos seres humanos a los que une algo más que contemplar un escenario de cartón piedra, y que año tras año, al menos una vez al año, reproducen el milagro de la Familia.

En mi Belén falta una figura, la del hombre que hizo posible esa ilusión real de creer que aquella figurita de barro que se escondía entre la paja renovada cada año, dentro del pesebre de plástico, era el Hijo de Dios vivo.

Nunca se lo agradecí lo suficiente y ya nunca podré hacerlo, excepto en mis oraciones.

Etiquetas:

3 Comments:

Blogger El Cerrajero said...

Te animo a que pongas una foto de un belén siguiendo este meme

7:38 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Ese hombre savia de mas lo que tu lo querías y lo que tu tenias que decirle y no le dijiste, es mas nunca hizo nada para el agradecimiento, tus ilusiones eran sus ilusiones.
Si tu quieres el siempre estará contigo no solo en tus oraciones si no en tu vida entera , a mi me falta antes que a ti, pero cuando lo necesito le hablo y cuando estoy sola como el otro día entre una gran tormenta de nieve lo llame y me acompaño todo el camino no estaba sola y me dio todos los ánimos para poder cruzar ese maldito puerto lleno de nieve hasta llegar a mi destino para encontrar mi otra referencia que es “ella” su continuación
Un beso y ánimo

12:16 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

El siempre estará contigo, en tu corazón, en tu vida entera. Será tu refugio, tu inspiración, la estrella que te ilumina y por la que te guias, la base sobre la que se ha construido toda tu vida. Y eres el niño "Jesús", el que hacía que el se sintiera orgulloso.

Esa figura siempre estará en tu belen aunque no puedas verla.

CAG

4:13 p. m.  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home