15 marzo 2007

En caliente...

Tomo prestada esta imagen del blog de mi admirado Jesús Alvarado


porque no encuentro palabras que definan mejor lo que nadie espera de un simple (¿?) partido de fútbol. Esta imagen resume cuanto de grandioso, impredecible y apasionante tiene este espectáculo que, incomprensiblemente, inventó un inglés. ¡Quién le iba a decir al british que su invento lo haría grande el vecino del sur al que observa desde su pedestal con curiosidad de entomólogo!.

Y es que el fútbol nació donde nació, despelechó en la ribera del Odiel y se hizo GRANDE a la orilla del Guadalquivir.

Le pese a quien le pese.

Los grandes tienen sus gestas, su historia y su pedigrée, pero nosotros tenemos el orgullo, la casta y el coraje. Y venga el histórico que presuma de serlo a venderme sus hazañas, que no empañará la sobredosis de emoción que hoy he vivido. Y les cuento: minuto noventa y pico, eliminatoria cuesta arriba no, i-m-p-o-s-i-b-l-e (según un bético que llevaba todo el partido dando la vara detrás), pero hete aquí que descubrimos que el fútbol se juega con once, y que el portero que tantas veces salvó goles tiene los arrestos para subir y rematar como sólo lo hacen los mejores delanteros. ¿Magia?. ¿Ilusión?. No. SEVILLA. Fútbol Club.

GRANDE.

Y el tercer anillo disfrutando como niños. Seguro. Y yo con ellos, y con él. Gracias, padre, por hacerme sevillista. Sufrimos como nadie pero disfrutamos como ninguno.

Etiquetas:

09 marzo 2007

Con los que no quieren rendirse

Ampliar imagen

Interesante el artículo de José María Aznar en La Razón en el que nos describe sus motivos para asisitir a la manifestación de mañana y contesta a la "avalancha de patrañas" con que "los «inteligentes» que «valientemente» han decidido «no convertir en un mártir» a un asesino intentan emponzoñar su claudicación".

"Nunca hasta ahora un Gobierno democrático español había modificado la situación penitenciaria de un criminal terrorista como respuesta al chantaje de una huelga de hambre con espectáculo incluido. Nunca hasta ahora un Gobierno democrático español había humillado a las víctimas del terrorismo y a su memoria al envolver tan humillante claudicación con el calificativo de «humanitaria»... al que han añadido el epíteto de «valiente»."

"Nunca hasta ahora un Gobierno democrático había despreciado la inteligencia de los ciudadanos al punto de decirles que su cesión no es tal; que es una decisión política «inteligente» para no convertir al terrorista en un «mártir». Quizá es que ahora la palabra «inteligente» tiene un nuevo significado en la neolengua de los gobernantes socialistas, y con ese nuevo diccionario es inteligente quien convierte a los terroristas en vencedores. En eso exactamente han convertido a su fotogénico chantajista. En un vencedor sobre el Estado de Derecho, sobre la respetabilidad del Estado, sobre la memoria de las víctimas y sobre la dignidad de la nación española."

"[...]pretenden decir que en España todos los Gobiernos han cedido ante el terror. Eso es falso. Es rotundamente falso y todos los españoles lo saben. Saben que ningún Gobierno democrático había cedido hasta ahora ante estos totalitarios porque cuando se cede una vez se abre la puerta al chantaje permanente. Saben que habrá más cesiones que requerirán denodados esfuerzos de los maestros de la neolengua para llamar a las cosas por nombres que no son."


Con los que no quieren rendirse . Así titula Aznar el artículo que reproduce íntegramente la web "Por Andalucía Libre " .

Etiquetas:

08 marzo 2007

Carta de una madre



Carta al Sr. Rodríguez Zapatero:



Soy Toñi Santiago, madre de Silvia, asesinada en Santa Pola (Alicante) el día 4 de agosto de 2002 por la banda terrorista ETA.

Sr. Zapatero, quiero que sepa que con su cobardía, con su desvergüenza, con su indignidad, con su maldito talante, con su pacto con los etarras, con su declaración del día 29 de junio para iniciar el proceso de dialogo, usted, transcurridos casi cuatro años, ha vuelto a asesinar a Silvia. Usted sólo ha conseguido que los sentimientos que tuve que vivir aquella tarde del atentado, vuelvan a resurgir hoy en mí.

Sentimientos que todavía trato de canalizar, después de casi tres años de ayuda psicológica y de un tratamiento médico contra la ansiedad. Con su gestión en la política antiterrorista, ha conseguido que tenga el mismo desprecio por usted que siento por los asesinos de mi hija, de sus colaboradores y de quienes aplauden y festejan los atentados y que, para mí, son tan asesinos como aquellos que colocaron el coche bomba, cargado con 50 Kg. de explosivo, debajo del balcón de mi casa. Usted se ha puesto de rodillas ante esos asesinos, usted y su gobierno han claudicado ante esos canallas, pero por favor no nos pida a las víctimas comprensión.

Sr. Zapatero, usted no cuenta con mi autorización para negociar con la sangre de mi hija. Usted que fue tan cobarde el pasado día 28 de junio de no querer mirarme a los ojos en el Congreso de los Diputados, usted que dio las ordenes oportunas para impedir que accediéramos a las proximidades del recinto con una corona de flores, humillándonos y tratándonos como si fuésemos delincuentes, usted no conseguirá silenciar mi voz. En su anuncio de negociación, tan esperado por la banda terrorista ETA, usted nombra a las víctimas del terrorismo, a su memoria, a su dignidad y a su honor.

Casualmente siempre olvida usted mencionar la palabra "justicia". En los dos años y medio que lleva en el poder, nunca le he escuchado mencionar esta palabra cuando se refiere a las víctimas. Justicia es lo que espero conseguir contra los miserables que asesinaron a mi hija, aunque pacte usted con ellos o con el mismísimo demonio...

Por último le rogaría que no hable usted tan alegremente del dolor de las personas que hemos sufrido un atentado terrorista. A mí, como madre de Silvia, me ha demostrado que no le importa lo más mínimo el asesinato de una niña inocente.

Sr. Zapatero, desgraciadamente para mí, todos los días 4 de agosto que me queden por vivir tengo que recordar que, ese fatídico día mí hija fue brutalmente asesinada. En mi memoria quedará, que mientras usted celebra alegremente su cumpleaños ese día, en unión de sus dos hijas y de su esposa; a mi hija, con seis añitos no le permitieron cumplir ninguno más esos individuos con lo que usted ahora negocia.

A Ella y a todas las personas que fueron asesinadas les va a tener que agradecer su continuidad en el gobierno. No me queda la menor duda de que esas ansias de poder es lo que le lleva a usted a traicionar la memoria de las víctimas inocentes.

Señor Zapatero, "NEGOCIACION EN MI NOMBRE NO".



PÁSALO, PORQUE SILVIA SE MERECE ESTO Y MUCHO MÁS.

Etiquetas:

06 marzo 2007

Bandera constitucional con crespón negro

Pulsa sobre la imagen si no estás seguro de si esta bandera es constitucional o no...